jueves, 18 de junio de 2020

La realidad de la relación a distancia




¿Cómo sobrevivir a una relación a distancia? Sin morir en el intento claro.


En primer lugar, hay que ver, si se inició la relación a distancia o no, o se conocieron frente a frente, por circunstancias de la vida, tuvieron que seguir la relación a distancia, no es lo mismo, desde el primer segundo a través de la red, a siempre, estar físicamente, de la nada encontrarte estar a través de una pantalla, para simplemente, hablar, teclear, verse, pero no tocar, ni susurrar al oído, sentir el aroma, menos esos gestos más profundos.


Como bien se dice, no puedes extrañar, lo que no conoces, eso en la discapacidad se vive mucho, cuando la mayoría de gente, reza por ti, para que esta desaparezca, tu, es lo que menos deseas, sino más bien que te acepten, tal como eres, ya que la discapacidad es parte de ti, toda la vida has vivido con ella, te es muy difícil, imaginar una vida sin esa condición.

La relación a distancia es algo parecido, no es lo mismo, cuando llevas toda la relación a través de la distancia, a cuando, siempre habéis estado juntos, por circunstancias, tenéis que tener una relación a distancia.



¿Cúal es la diferencia? No se trata de diferencia, sino de recuerdos, de lo que vives con esa persona, ya sea o no a través de la red. Digamos, a ver, si a una pareja, que desde siempre, ha sobrellevado la relación a través de una pantalla, ya tendrán unas costumbre, un ritual, para hacer de esa relación duradera, si algo empieza a cambiar, de hablar cada día, verse por cámara, hablar por Skipe, tener cada noche, o cada tanto un show de erotismo, a no sé, que de repente, de ser cada noche, a ser una noche por semana, de verse y hablar por skipe, pos parte de todo el día, a ser un ratito por la noche, en vez de todos los días, deja a ser, una o dos veces por semana, ¿No extrañaríais esa diferencia? ¿No os golpearía algo en vuestro interior, que os preguntarais que está pasando?


Pues ahora imaginaos, cuando lleváis un año, cinco, diez, con esa persona, cara a cara, viviendo con ella, las alegrías, las tristezas, los retos, las aventuras, ese beso, ese abrazo, ese olor, ese susurro en el oído, que pone, los bellos de punta, ese encuentro carnal, lleno de sentimiento, y pasión, ese abrazo, que te ayuda a dormir, es que el contacto físico es tan necesario, por pequeño que sea, deja ir sustancias, y hormonas, que aumentan el sentimiento, mejoran la relación, si incluso un pequeño beso en los labios, o un abrazo… Algo que por mucho que la tecnología avance, jamás alcanzará eso, no somos robots, somos humanos, necesitamos de cariño y afecto para sobrevivir.




Tener una relación a distancia, a menudo con lleva, unos cambios de horarios, que entre una cosa e otra, se pierde más de medio día, sin contar, las labores de cada uno, hace más insoportable esa ausencia, ya que todo lo que vivías con esa persona, se mantiene en tus recuerdos, tu corazón, pero aunque haya un gran amor, sí, en ocasiones, ese sentimiento aumenta, esa persona no está a tu lado, se siente, sin exagerar, como te desgarra el alma. No importa lo bien que estés, no importa, los amigos, ni las borracheras, te falta una parte importante, en cierto modo, te falta una parte de ti, eso conlleva a un duelo, no importa lo mucho que aun os améis, no está a tu lado, eso es muy difícil, que, en ocasiones, hace que la relación termine.

Escrito: 19 de enero del 2016
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales


Escrito: 
También te puede interesar....

Sígueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...