domingo, 7 de junio de 2020

Discapacidad: ¿Todos ángeles? ¿Todos demonios?





Hay tantísimos mitos, que giran alrededor de la discapacidad, dentro de esa condición, sobretodo se centran en la sexualidad de estas personas, hasta el punto, que se olvidan de que son personas, solo los ven como una discapacidad.

Algunos dicen que somos angelitos: ¿Qué significa eso? Que nunca nos equivocamos, que siempre estamos felices y contentos, que somos niños eternos…. ¿Qué dan a entender con eso último? ¿niños eternos? Que no crecemos, que nuestra sexualidad es nula. Algo extraño, porque todos tenemos una sexualidad, incluso antes de nacer, el ser hombre o mujer, ya nos hace una sexualidad, pero vayamos a los mas concreto, el deseo sexual, que todos poseemos, incluso los mas pequeños, con su propio cuerpo.



Otros en cambio dicen que somos demonios…. ¿A que se refieren?, sobretodo a la discapacidad intelectual, que al “no saber diferenciar” entre el bien y el mal, pueden hacer mucho daño, y violentar duramente.

Tanto en un caso como el otro se están olvidando de algo muy importante, que antes que una discapacidad, somos personas, como las discapacidades no hay ninguna idéntica, ni personas tampoco, pues las personas con discapacidad, es la misma cosa. No se trata de discapacidades, sino personalidades y educación, no hay dos personas idénticas en el mundo, las discapacidades son igual, las personas con discapacidad, son de la misma forma. Siguen siendo personas, pero en una condición de discapacidad.


A que me refiero con “¿Siguen siendo personas pero en una condición de discapacidad?” Que no somos ángeles, nos equivocamos mil veces, tenemos nuestros días de tristeza, de rabia, tenemos nuestra forma de ser, no somos niños eternos, crecemos, sobretodo tenemos nuestra sexualidad activa desde nuestro nacimiento, o incluso antes. Por otro lado, tampoco somos demonios, la discapacidad intelectual tampoco, como bien he dicho, no depende de discapacidad, sino de las educaciones, que nos dan desde el nacimiento, y como todos los humanos, todos tenemos bien y mal dentro de nosotros, solo vencerá la que alimentemos, como bien he dicho no se trata de discapacidades.

¿Ángeles? ¿Demonios? Ninguna de las dos, solo personas, como tales, tenemos ambas dentro nuestro, pero sobre todo, una sexualidad, que nos forma parte de esta humanidad.

Escrito: 07 de junio del 2020
También te puede interesar: Discapacidad: ¿Yo soy un ángel?

Sígueme en.... Mis redes sociales 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

2021: El año de la violencia

  Rocio Carrasco: victima de violencia machista Así es, solo llevamos poco más de medio año… y ya lo visto y escuchado, de violencia en gene...