miércoles, 10 de junio de 2020

Carta a mi padrastro, mi padre




Tengo tanto que decirte, a la vez no sé cómo empezar, te conocí cuando era niño, demasiado niño para entender la realidad. Yo tenía un padre, el hombre que tiene el titulo como “mi padre” solo por llevar su sangre, solo por engendrarme. Yo poco entendía la realidad, era tan pequeño, solo era consciente, que ese hombre desapareció, llegaste tú, un desconocido para mí, aquel que me arrebató a mi padre.
A menudo estabas con nosotros, hacías reír a mamá, pero yo te odiaba, sí, porque hiciste desaparecer a mi papá a mi héroe. A menudo me dabas ordenes, por mi bien, lo sé, como “comete las verduras” cuando tenía la guerra con mamá por no comerlas, eras paciente, cuando intervenías era por el echo, que mamá ya estaba desesperada sin saber más que hacer, nunca me pusiste la mano encima, a diferencia, de aquel con el título de padre, siempre que hacía algo mal, me castigábais, sin ver la tele, o sin jugar con mis juguetes, pero siempre, explicándome el porqué del castigo, a la misma cuando cumplía con mis deberes, o lograba mis logros, también tenía mi recompensa, aunque lo único que deseaba que desaparecieras, llegará mi papá.
Lo siento tanto, tu nunca te perdiste, ninguno de mis partidos, en mis pesadillas nocturnas, ahí estabas tú para consolarme, quedándote largas horas despierto, hasta que yo me quedará tranquilo y dormido.
Fuiste tú quien, a altas horas de la madrugada, recorriste media ciudad, en busca del hospital, por la fiebre que no me bajaba, tú, fuiste tú.
Llego la adolescencia, una etapa tan difícil, sé que no es justificación, pero te maltraté tanto verbalmente, nunca perdiste los estribos, siempre, fuiste paciente, yo con mi venda en los ojos, solo quería una persona a mi lado, él solo me había abandonado… sin ser consciente que lo tenía a mi lado.
Perdóname por favor, todo lo que te hice pasar, hoy cumplo mi mayoría de edad, soy consciente, de la realidad, tu eres el verdadero papá, no importa la sangre, ni los lazos que te unan a esa persona, Padre no es el que crea, sino el que cuida el que está ahí, en cada etapa importante, hoy soy lo que soy, gracias a ti, gracias, te quiero mucho, papá.

Escrito: 28 de julio del 2016
También te puede interesar...

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexión personal: Ser padres especiales

  ¿Qué significa eso? Ser padres, tener un hij@ ya es una experiencia, única y especial, estés o no estés en condición de discapacidad, tod...