Entradas populares

viernes, 12 de junio de 2020

Carta de un hijo con discapacidad



Tengo tanto que agradeceros, ahora que soy adulto, que dejé la niñez, la juventud atrás, ahora que ya tengo mi familia, mi vida realizada, vosotros, estáis en la etapa de jubilación de relax, ahora os toca, disfrutar.
Estas líneas es para expresar, lo agradecido que puedo estar, por tratarme como uno más, sin discriminación, por mi discapacidad, sé que para vosotros, no fue nada fácil, el ver sufrir a un hijo, no solo por la enfermedad que atacó mi cuerpo, sino también, por la exclusión, la discriminación de esta sociedad discapacitada.

A vosotros eso poco os interesó, eso os fortaleció, para mostrar al mundo con la cabeza bien alta, a vuestro hijo con discapacidad, luchasteis por darme una educación digna, fortalecisteis, mi gran capacidad, que es el dibujo, el arte.
Me enseñasteis, que yo no tenía, ni tengo ningún problema, que el inconveniente es de esta sociedad discapacitada que vivimos. Desde niño, nunca he tenido amigos, nunca me invitaban a las fiestas, siempre, me dejaban de lado en los juegos, yo lo lamentaba tanto, pero vosotros, siempre hicisteis todo lo posible, para que me sintiera incluido, siempre con una sonrisa, aunque por detrás vuestra lucha lanzabais, para que vuestro hijo con discapacidad tuviera una vida como cualquier otro.

Me enseñasteis los valores de la vida, siempre tuvisteis la paciencia, de escucharme, sin reproches, ni mal estares, aun en la etapa más difícil que era la adolescencia, nada os interesó, juntos hicimos grandes salidas, como si fuerais mis colegas, incluso de borracheras.
Mi adolescencia pasó, una nueva etapa llegó, el amor, el despertar de la sexualidad, pero para nada asustó, pagasteis a una linda mujer, para hacerme disfrutar, yo hacerla disfrutar a ella.

Me ayudasteis en mi carrera, llegar a la universidad, donde al fin conocí a amigos de verdad, al amor de mi vida, en el que la conquiste, gracias a vuestros consejos, como les hubieseis dado a mis hermanos, si los hubiese tenido. Me enseñasteis a ser independiente, y fuerte, no rendirme ante el no saber de la gente.
Logré graduarme en psicología, costó años, pero encontré el trabajo, Con dinero en mano, pude independizarme, empezar a cuidar y proteger a mi amada, igual que ella conmigo. Al añito tuvimos nuestro primer hijo, dos años después el segundo.

Muchísimas gracias papá y mamá, en primera, por decir no al aborto, rechazando, las multitudes invitaciones, de familiares y profesionales, después de mi nacimiento, gracias por llevarme por el camino correcto, gracias, por no rendiros ante nada, infinitas gracias, porque gracias a vosotros, hoy soy lo que soy.
Escrito: 11 de julio del 2016
Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario