Entradas populares

martes, 26 de mayo de 2020

Relato: ¿Y tu? ¿por qué eres diferente?



Un grupo de niños se encontraban en un parque jugando, cada uno tenía una condición que los demás no poseían. Todos fueron testigos, como un niño, sin ninguna condición poco vista, se encontraba jugando en un rincón en plena soledad. Todos se miraron sin saber que decir, al mismo tiempo pensando lo mismo. Se acercaron a él.
-      Hola, ¿estás jugando solo? ¿es que no tienes amigos?
-      Sí, sí que tengo, pero todos están con sus familias… es lo que tienen los domingos… Mis padres hoy les toco trabajar, yo  estoy con mi abuela, que esta con la telenovela, realmente me aburría por eso salí a jugar, aunque sea en soledad –todos se miraron, al mismo tiempo uno hablo por todos.
-      ¿Quieres jugar con nosotros?
-      Vale –acepto el chico encogiéndose de hombros.
Así todos se pusieron a jugar. El recién llegado no pudo evitar echar un vistazo a sus nuevos compañeros de juego, dos de piel oscura, uno en silla de ruedas, otro con síndrome de asperger (como la Chica del Dragón Tatuado), otro era sumamente alto, otro no precisamente delgado, otro lleno de tatuajes, algún piercing, rapado, excepto por una cresta…
-      Una pregunta… ¿cómo que todos sois tan diferente a mi?


-      ¿Qué quieres decir? –se extrañaron todos, pendientes a su respuesta.
-      Miraos, vosotros dos tenéis la piel oscura, tú, ¿por qué vas en una silla con ruedas gigantes? Tú, no eres feo, pero tienes unos rasgos corporales extraños, tú eres súper alto, tú eres un poco obeso, tu, vaya pelos, que pinturas llevas en el cuerpo… ¿Por qué sois tan diferentes a mí?
-      Nosotros venimos de un país distinto, somos de África.
-      Nosotros dos tenemos discapacidad, yo física, él intelectual.
-      Yo por poco que coma, cojo quilos.
-      Yo por poco que coma, cojo altura.
-      Mi padre está lleno de tatuajes y piercings, a mí también me gustan la verdad…
-      Entonces… no lo entiendo…. Somos tan diferentes, pero la verdad es que sois muy simpáticos y me caís muy bien, me gusta jugar con vosotros tanto como mis amigos.
Algunos se echaron a reír…
-      ¿Por qué no íbamos a caerte bien?
-      Sí a primera vista todos somos diferentes… pero realmente, a todos incluido a ti, nos gusta jugar y divertirnos, a todos nos duele sinos pegan, sentimos dolor en el alma, cuando nos dan una mala noticia, y felicidad cuando la noticia es buena.
-      Que importa nuestro color de piel, si avanzamos sentados o de pie, que importa nuestro físico…
-      Si todos estamos hechos, de hueso, musculo, sangre y piel… todos sufrimos y todos reímos…
-      Tenéis razón –se convenció ese nuevo amigo, todas las personas físicamente todos somos diferentes, yo tengo el pelo castaño, pero mis amigos no, alguno lo tiene rubio, otros negro noche, otros pelirrojo… mi amigo Juan tiene gafas y los demás no, y Bea, tiene pecas en su piel, eso es lo que le hace preciosa… La diferencia es lo que hace especial y única a esa persona, pero al mismo tiempo, todos estamos construidos de la misma cosa, nuestro mecanismo es el mismo, todos lloramos, todos reímos, todos sentimos, y necesitamos lo mismo… entonces… ¿Por qué tratarnos distinto?

-      Así es amigo –le felicitaron todos
-      Os gustaría conocer a mis amigos, os caerían muy bien, vosotros a ellos también…
-      Nos encantaría –dijeron a coro.
-      Genial, pues mañana mismo os lo presento.


De esa manera el nuevo integrante en el grupo, conoció lo que era la diversidad, realmente fue consciente… que él al igual que todos los humanos del planeta tierra, formaban parte de ese colectivo, que no se trataba de separar en grupos, porque solo había un grupo, era la humana, se trataba de aceptar esa gran realidad, que gracias a ello, uno es lo que es, realmente, puedes enseñar y puedes aprender de esta gran diversidad.

Escrito: 08 de septiembre del 2013
También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario