Entradas populares

domingo, 10 de mayo de 2020

Reflexión personal: Miedo y discriminación van cogidos de la mano



Es de estar vivo, tener miedo de algo, es de ser humano, temer a lo desconocido. Dejando de lado la religión de cada uno, sea creyente o no. La gran mayoría tenemos algo en común… Tememos a la muerte. Hay muchas teorías sobre lo que es la muerte, pero la gran realidad, es que nadie ha resucitado para confirmarlo. Personalmente soy creyente, cristiana. A mi manera creo en Dios (Tengo motivos por ello) pero realmente no se que me espera después de la muerte… aunque personalmente sin faltar el respeto a mi religión, me gustaría que hubiera recarnacción, saber que volveré a nacer, que volveré a ser un ser vivo, que tendré otra oportunidad.
Pero hoy por hoy, no me preocupa mucho ese tema, no quiero decir que sea joven para morir, realmente la muerte, no tiene edad, en teoría debería llegar cuando ya has vivido una vida (ya es cosa tuya si la aprovechas o no) pero la realidad, es que la muerte no avisa, puedes estar en su ojo de mira, en todo momento, no importa el día, no importa el lugar, hasta la caída más tonta te puede matar. No tiene sentido hacer planes a largo plazo, ya que no sabes lo que te depara el futuro.


Pero volvamos a las líneas de arriba, yo misma confirmo que desearía que después de la muerte, hubiera recarnacción, que volviera ser persona (aunque en ocasiones preferiría ser animal de 4 patas, ya que me avergüenza mi propia raza) pero ¿por qué prefiero la reencarnacción?  ¿vosotros que creéis? Exacto porque es la única vida que conozco.

De la misma manera que tememos a la muerte, porque ignoramos que hay después, el ser humano, teme todo aquello que desconoce, en vez de afrontarlo como algo bueno, lo afronta, echándolo de su vida. En ocasiones, es positivo obviamente, sino cuantas muertes, cuantas desgracias nos visitarían, pero una cosa es ser precavido, otra dejar que el miedo se apodere de tu ser  y domine tu vida.


Sin ese miedo no existiría la discriminación, sí, efectivamente, es el miedo, el responsable, de la infelicidad de muchos, no solo de todos aquellos discriminados. Como he dicho la muerte acecha en todo momento, a todos, el miedo, ya es parte del ser vivo, el miedo a lo desconocido, es inevitable, pero tu puedes elegir si dejar que simplemente te salude, o te invada, haciendo que te destroce tu vida, y la de otros. Tu miedo, se manifiesta discriminando, tu discriminación destruye a otras personas.


La diferencia entre la discriminación y la muerte, que la discriminación se puede evitar, nadie a resucitado para decirnos, que hay después de la muerte, pero si, podemos confirmar la realidad de todo aquello que nos asusta, que no es tan terrible como parece… Todos somos personas con sentimientos, a todos nos duele si nos dañan, sin importar discapacidad, sexo, raza o color. Ell@s no mata, el miedo, ignorancia o discriminación si…. Volvemos a las mismas… el miedo a la muerte, a lo desconocido. Por eso recuerda, vive el día a día, no hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti y domina tus miedos, no dejes que te dominen ellos a ti, no temás en preguntar, el saber no cabe lugar. ¿Tus dudas sobre que hay después de la muerte? Nadie te puede ayudar, pero si, a todo lo que te rodea, todo lo que temas, informándote, pasará, de esa forma tu vida, y la de otros mejoraran, la discriminación terminará.

Escrito: 07 de julio del 2013
También te puede interesar:

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario