lunes, 11 de mayo de 2020

Reflexión: La razón y el corazón




El corazón, puede tener razones que el cerebro no puede entender, ese es un dicho muy conocido, que marca una gran realidad.

En ocasiones, no podemos dejar, que el corazón domine la situación, necesitamos pensar  con la mente clara y fría. Se imaginan los médicos, dejándose llevar por el corazón en cada operación… Son personas, no siempre se gana… ¿Cómo creeis que les afectaría si siempre se dejaran llevar por el corazón? Seamos francos, no podrían cumplir con su trabajo y deber como médicos.

Pero en cambio hay otras situaciones, que se dejan llevar mas por la razón, cuando el corazón debería ser protagonista. El mundo no se clasifica en igual o diferencia, esta sociedad esta contaminada por lo equivocada que se encuentra.

Vivir la vida significa saltar barreras, no importa las circunstancias, no importa tu riqueza, tu físico o tu nacionalidad, no importa como seas, de una o otra manera, la vida te perseguirá, fácil no te lo pondrá, ya es cosa tuya como afrontar.

Son muchos los mitos de la discapacidad, mitos, que persiguen la lógica de muchos, el cerebro es el responsable de esa lógica, que forman esos mitos, cegando tantos ojos, obligándoles a la ingenuidad.



Existen muchas cosas de nuestra vida diaria que no entendemos, cosas que en muchas ocasiones, solo nos dejamos llevar, por lo que vemos con nuestros ojos, por nuestra lógica, por esos mitos que escuchamos, producto de la misma. ¿En que lógica cabe que una persona sin extremidades, pueda lograr una vida como otro? Es algo lógicamente imposible, pero no por ello real.

Realmente la lógica solo nos sirve, para saber lo que está bien o mal, pero para poco más. En muchas ocasiones, debemos de abrir horizontes, ver más allá de lo que en un principio pueda parecer. Solo nosotros tenemos el poder de decidir si ver o no ver con el corazón.

Es la razón, la que ordena, la que sentencia, es el corazón que dicta, intenta… ¿Cómo saber sin intentar? ¿solo por una apariencia? Lo fácil, es ir a la razón, complicado es arriesgarse y decir ¿Por qué no? Ese músculo que es el corazón, que late cada segundo, por nosotros, sin descanso ninguno, tan malo no será lo que nos tiene que decir cuando se pasa el día trabajando por nosotros ¿Qué te cuestas escucharle? Si sabes que no te va a matar… ¿Por qué no intentarlo? Es fácil, decir no aquello que desconoces, lo difícil, es aventurarte avanzar, escuchar más allá pero solo así conseguirás ganar.


Sí, la razón  tiene sus ventajas, te aseguro que peligro no correrás, pero si puedes perder una gran oportunidad, que solo guiarte por el corazón te puede dar. Piensa que si solo utilizas la razón, te puede dañar, no solo a ti, sino a otros que te rodean.

Es de lógica, que cuando uno tanto escucha, es peligroso, tu no puedes, tu no tendrás, te puedes lastimar… un largo etc… que su corazón se cierra, totalmente ignorado, rodeado por un gran muro, de razón, miedos, e incertidumbres, pero la persona, que ha ignorado toda lógica, se ha arriesgado, su paso a avanzado, ha logrado lo que tanto anhela.

Efectivamente, el corazón tiene razones, que la razón no entiende, esas razones, es la clave, para construir un mundo mejor para todos. Si nos dejamos llevar por el corazón, la razón nos acabará felicitando por hacer lo correcto.

Vamos, no temás déjate llevar por tu corazón, nada malo te puede suceder, atrévete, puedes vencer. Aun tu hoy a quien decides dejarte guiar; ¿el corazón, la razón, o un poco de los dos?

Escrito: 12 de julio del 2013

También te puede interesar....

Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexión personal: Ser padres especiales

  ¿Qué significa eso? Ser padres, tener un hij@ ya es una experiencia, única y especial, estés o no estés en condición de discapacidad, tod...