Entradas populares

martes, 26 de mayo de 2020

La muerte y la vida; tan lejanas tan cercanas…



La muerte… la vemos tan lejos, algo que no nos debe preocupar, porque está tan lejos… Creemos que lo contrario a muerte es vida, quizás sea así, pero realmente nos protagoniza la muerte mucho más de lo que parece…

De niños, ni se nos pasa por la cabeza la muerte. Muchos padres quieren evitar hablar del tema, porque es algo que el niño ni le va a tocar ni lo va a entender. Cuando nacemos, somos recién llegados a la vida, pero al igual, la muerte nos acompaña de cerca… no solo por nosotros mismos, sino es normal, que se nos mueran familiares como nuestros abuelos, aunque la edad no sea la adecuada para entenderlo. Somos testigos que nuestras mascotas nos dejan mucho antes de lo deseado.



A medida que vamos creciendo vamos conociendo personas, algunas de nuestra edad, otras mayores, por ello, somos conscientes que no van a vivir definitivamente, es muy probable que tengamos que llorar su pérdida.

Nacemos para morir, eso es un hecho, lo difícil se hace, aceptar esa muerte cuando llega. Es duro dejar partir a alguien con quien tienes un lazo tan unido.

Nadie joven debería morir, pero en ocasiones ocurre, eres testigo como alguien de tu misma edad, parte al más allá, es ahí cuando uno es consciente, que nadie se salva de la muerte, y que puedes ser el siguiente…


Llegado a un punto, que por regla general, estás preparado y listo para afrontarlo… tienes que ver partir aquellos que te dieron la vida, que sin ellos no estarías, sin aviso… la muerte llega y se los lleva. Como ellos otros tantos… al final, solo te quedan aquellos que tu elegiste, y llegaron porque tu así quisiste. Aquellos que te acompañaron en tu pasado, se van alejando, solo te quedan, aquella familia o vida que formaste, que tú elegiste y que por regla general, te acompañarán hasta el fin de tus días. En tu lecho de muerte, te encontrarás con aquellos que decidiste dejar entrar en tu vida. Y una vez que tu alma deje este mundo, te rencontrarás con aquellos, que te acompañaron en tu nacimientos, tus primeros años de vida…


Así que… ¿Qué decir de la muerte? No es algo a que temer, sino algo a que afrontar y aceptar… no es el fin de una vida… sino una fase más de la vida… que nadie ha vuelto de la muerte para explicar nada, pero es algo que tarde o temprano, descubriremos por nosotros mismos, no debe ser algo tan horrible, cuando te puedes volver a encontrar, aquellos que una vez enterraste y lloraste su perdida. No temas por los que se quedan… la vida sigue su curso, os volveréis a encontrar, más bien es necesario entender, que aquello no es un adiós para siempre, sino un hasta luego.

Escrito: 04 de septiembre del 2013
También te puede interesar....
Sígueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario