jueves, 21 de mayo de 2020

Carta a mi mama: voy a nacer con una discapacidad




Querida mama,
Estoy en tu pancita,
Perdóname las pataditas,
Yo no te quiero lastimar.
Estoy aquí,
En tus sueños junto a ti,
Algo te tengo que decir,
No es muy fácil,
Mama, voy a nacer con una discapacidad
Pero de verdad no importa,
Voy a seguir pareciéndome a ti,
No me voy a rendir.



Yo sé que tú vas a estar junto a mí,
Me vas educar,
Para que pueda luchar,
Y ganar.
De verdad mama,
He visto los años pasar,
Y lo que vendrá.
No importa esa condición,
Porque seré un campeón,
Todos me admirarán y aceptarán,
Por mi personalidad.



¿Sabes mama?
Ya vi mi novia,
Es muy guapa,
No se… no se… pero escuche campanas de boda.
Pero la verdad mama,
Todo es gracias a tu fuerza,
No rendirte jamás,
Ante la adversidad.
Todos lloraban de tristeza,
Al saber la noticia,
Tú también tenías lágrimas,
Pero de felicidad.
Dabas gracias,
Al señor,
Por esta bendición,
Ya que tendrás la oportunidad,
De mostrar al mundo la igualdad,
De la discapacidad.



Gracias mama,
Por cómo me vas a tratar,
De niño llegaré a hombre,
Con unos valores,
De admirar.
Gracias mama,
Gracias por la oportunidad,
Gracias,
Por no abortar,
Ante mi discapacidad.

Marta se despertó exaltada, sus manos, fueron a directas a su vientre, "tranquilo mi amor, me llegó tu mensaje, todo va a salir bien, porque no importa tu discapacidad, eres una bendición, sé que muchos no piensan igual, pero les vamos mostrar lo equivocados que están, en 4 meses empezará esta larga y dura lucha, pero si mi amor, la recompensa no tiene límites, a dormir mi amor, mami está contigo, ahora, de aquí unos meses, y siempre, dormimos un poquito más, que descanses, Te amo, desde el primer momento que sabía que estabas en mi vientre, te amo."

Escrito: 14 de agosto del 2013
También te puede interesar...

Sígueme en... Mis redes sociales


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Relato: El niño y el árbol

  John allí se encontraba en ese centro de acogida, la muerte de su abuelo, había sido un golpe demasiado duro, desde pequeño, solo había su...