viernes, 17 de abril de 2020

¿Personas con discapacidad y asexualidad? La continuación




Esto es una continuación, del articulo anterior, en el cual relataba el despertar de mi cuerpo, el inicio de mi sexualidad… Faltaba poco para que mi pareja, volviera a estar a mi lado, yo con ese picor intenso en toda el área vaginal. Lo comenté con mi prima, ella me indicó que debían ser hongos. Juntas fuimos a la farmacia, donde me dieron una pomada. Los días pasaban, el picor disminuía, pero no desaparecía. Observaba esa zona bien rojiza, a veces recién duchada y un olor fuerte para nada agradable. Pedí hora con un ginecólogo, pero había una larga lista de espera, no tenía tanto tiempo, aquello era insoportable. Cuando logré que me dieran hora para que me visitara una ginecóloga, resulto ser para hacer una prueba pero para ello, debía tener relaciones sexuales desde hacía 3 o 4 años (eso que en recepción lo dije: primera visita) así que poca cosa pudieron hacer por mí, mas que dar media vuelta, y salir por donde había entrado.

Mi novio ya había llegado, entre la discapacidad (ya sabéis, los espasmos, la espasticidad) y los hongos, allí no había manera de poder disfrutar sexualmente. Una tarde volví al hospital, para que me visitara el médico de guardia, le explique los síntomas que padecía, con la esperanza que me revisaran, pero no lo hicieron, se bastaron de cuatro preguntas y un cultivo. Me dieron Óvulos vaginales para mi, y pastillas para mi marido. En 15 días fui a mi médico de cabecera, para que me dieran los resultados… Cuál fue mi sorpresa que el cultivo salió NEGATIVO según ese diagnostico, yo no tenía nada, pero yo estaba convencida que sí, porque aquello no era normal, me dieron más óvulos.
No mejoraba, fui a urgencias, con la esperanza que me examinaran como es debido, al fin me atendió una ginecóloga, al fin me desnudo de cintura para abajo, me abrió de piernas, y me revisó. A primera vista no vieron nada, pero aun y así, repitieron el cultivo (lo complicado que fue, querer abrir las piernas y inconscientemente cerrarlas) Una enfermera me aguantaba con las piernas abiertas, de tanto la doctora me hacía el cultivo "tranquila Vanesa es como un algodón de limpiarse los oídos" realmente me atendieron por obligación, porque lo único que tenían claro es que tenía un gran vaginismo, pero sobre la infección, no se creían ni una palabra, yo sinceramente, me sentía bien frustrada, porque no era ningún cuento chino el que había relatado, sino una gran realidad.
A las 2 semanas, tuve la visita con la comadrona, ella me dio los resultados de ese segundo cultivo "como me vuelvan a decir que es negativo, los mato" pensaba ¡pero no! ¡¡¡Al fin descubrieron lo que tenía, no era hongo sino bacteria!!! ¡¡¡Con razón el medicamento no me hacía nada!!! Mientras me daban el adecuado, la comadrona, me hizo un par de preguntas "¿Que posturas utilizáis para las relaciones sexuales? Boca abajo ¿sientes placer? No" ella me explico que era normal, porque lo que hace disfrutar a las chicas, mujeres, es el roce con el clítoris, sin ese roce, no se siente nada, tu bocaabajo, el pene está al revés, no hay ese roce. Sinceramente al decirme todo eso sentí un gran alivio… ¡no soy un bicho raro! Sobre el tratamiento, izo su efecto ¡al fin se acabaron los picores y ardores! Pero nuestra sexualidad sigue en las mismas, sin lograr penetrar vaginalmente, sino, era dolor 10 y placer 0, siguiendo con los besos, las caricias, el sexo oral, pero sin poder llegar a la penetracción. Me siento frustrada sí, por no poder complacer a mi pareja como mujer, cada vez que lo intentábamos, era un bajón total, porque la frustración que sentíamos era cada vez peor. Aun es ahora, no entiendo el porque no logramos que el pene de mi pareja, entre en mi vajiga sin dolor ninguno. Os pediría por favor, que si algún experto tiene idea del porqué, me conteste este escrito, o que se ponga en contacto conmigo, para poder hablar mas abiertamente del tema, encontrar una solución para este problema, mío, nuestro, para asi lograr una sexualidad plena. Actualmente, lo hacemos analmente, yo la verdad no siento dolor ni placer, si no es por tactarme en el clítoris, pero al menos mi pareja tiene algo mas parecido a la penetración vaginal.que no sabría como más expresar.
Escrito: 15 de junio del 2012
Sigueme en... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexión personal: Ser padres especiales

  ¿Qué significa eso? Ser padres, tener un hij@ ya es una experiencia, única y especial, estés o no estés en condición de discapacidad, tod...