martes, 14 de abril de 2020

Diario personal: Últimas 4 semanas antes del parto




Ya nos confirmaron que Victoria no llegaría al 30 de septiembre, que se adelantaría, que ya estaba empezando a dilatar, que ya podían tocar su cabecita con sus dedos.
Desde ese momento, no dejamos de estar bien pendientes a cada pequeña señal, la tripa, ya la tengo bien dura, gran parte del día, ya siento, esas pequeñas contracciones falsas, llamadas Braxton Hicks digamos que son como el simulacro que hace el cuerpo, para la llegada del parto real, o en otras palabras, cada vez está mas cerca la hora del parto, la llegada de mi pequeña, gran guerrera. Todos estamos muy ilusionados y ansiosos, padres, abuelos, tios, tías, primos, tanto de aquí, como de México, esperamos ya con impaciencia, el momento de ponerle rostro a nuestra pequeña Vicky.

Hasta el día de hoy, no he tenido ninguna queja del hospital de Palamós, el pueblo donde vivo, desde el momento cero, me han tratado maravillosamente, sin discriminaciones, como una mujer más, con mucho tacto ante mi situación de discapacidad, tomando las precauciones necesarias, para que tanto yo como la bebé estemos bien, todo salga maravillosamente. Ahora ya a mis 37 semanas de embarazo, que inicio mañana 09 de septiembre del 2019, a solo un mes a mas tirar del desenlace me mandan a la capital, a Girona, al hospital Josep Trueta, para el parto, y lo que quedan de pruebas. Lo entiendo de verdad, pero para nosotros es una gran faena, no tenemos como desplazarnos, en mi estado a punto de dar a luz, pues no podemos ir en bus, ya dijeron que ellos, no ponían nada, teníamos que espabilarnos. El parto lo entiendo, pero que les costaba lo que quedan de pruebas hacérmelas aquí, después pasar el informe, realmente ganas de jorobar.


La niña está bien, aunque no es nada fotogénica, siempre se tapa a la hora de las ecografías, o esta de espaldas, o pone sus manitas en medio de su carita, como diciendo “paparazzis no, gracias” por lo demás va creciendo bien en tres semanas engordó 700 gramos, en el que ya pesa 2 kg. 500 gramos. Yo realmente ya no puedo con mi alma, ya no puedo hacer casi nada, como levantarme, acostarme, vestirme, desvestirme, agacharme para comer, limpiarme después del baño, cada paso es un gran cansancio, esa es la realidad y la acidez de estomago, realmente es insopotable, sin dejar las subidas y bajadas de azúcar. Por un lado quiero que siga cogiendo peso, pero por otro, necesito que salga ya… aunque vamos haciendo apuestas, de cuando va a llegar, el 14 de septiembre hay luna llena... así quien sabe... o quiza, el 15 o 16 de septiembre, hagamos, las 2 el grito de guerra, como buena mexicana que llega al mundo, ya se vera...
Escrito: 08 de septiembre del 2019
También te puede interesar....Carta a mi bebé a las 35 semanas de gestación
Sígueme en.... Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta de despedida de un drogadicto a su mejor amiga

  Soy al primero, que me está partiendo el alma, estas líneas, pero es necesario, te escribo para despedirme de ti, mi mejor amiga… Cuando e...