Entradas populares

viernes, 10 de abril de 2020

Diario personal: Embarazada




Después de dos Embarazos psicológicos, el segundo, no hace tanto tiempo... me quedé sin palabras cuando volvía a ocurrir, nauseas, cansancio extremo, pechos mas sensibles, aumento del apetito, por poco que comía, se me abultaba el estómago olfato mas destacarle, esta vez el gusto no me cambio y una nueva novedad, la falta total de la menstruación, con todo no quería ilusionarme, podía ser un retraso, aunque jamás me ha pasado, siempre se me adelanta, un día o dos, e incluso con esos embarazos psicológicos, me bajaba, puras manchas, no más de 72 horas, todas las pruebas caseras salían negativas.
Los días pasaban, ni rastro de la menstruación, pero yo aun no me fiaba, se muy bien, que un buen embarazo psicológico la elimina, elimina el periodo.
15 días de la falta de la menstruación, ya me decidí, a comprar la prueba casera, me dieron, una, no de las mas baratas la única que te dice las semanas y todo, a primera hora, con la primera orina, convencida que diría que no, como siempre, pero sorpresa, “Embarazada, +3 semanas” No me lo podía creer, emocionada, derramada en lágrimas.

Ese mismo día fui al médico, me dieron para mi médico, para el día siguiente. Las horas pasaron bien lentas, pero llegó el momento de ir a mi medico, junto a mi esposo allí me dirigí, fui clara “No me bajó la menstruación, me hice una prueba casera, salio positiva” se puso en alerta, me tomo la tensión, me dio hora a pedir a la comadrona, poniendo en el papel “primer embarazo riesgoso” ya sabéis, que los médicos se alteran fácilmente, ya por tener una discapacidad ponen la alerta roja, los de recepción, se pusieron nerviosos, me pidieron que regresara al día siguiente, hablara con la comadrona, así lo hice, me dieron cita, para al otro día.
La comadrona, fue muy amable, atenta, en ningún momento me discriminó, me trató como una mujer de 31 años, con deseos de ser madre, me felicito, como a cualquier mujer embarazada, me guió de como seguir el procedimiento. Eran principios de febrero, me confirmo que estaba embarazada, entre mes y mes y medio, y que nacería entre finales de septiembre, principios de octubre, rellenemos papeleo, y ya, que ya me darían mas citas mas adelante, ni análisis de sangre, ni nada, yo aun sin poder acabar de creer, que tenía vida dentro o todo era una mala pasada de mi cerebro.

El día 27 de febrero, me hicieron la primera ecografía, pero vayamos por partes, no fui sola, obviamente, me acompañó mi esposo. Tres doctoras para visitarme, pero ninguna, tenía idea de como afrontar la discapacidad. Las camas de ginecología, no están nada preparadas para la parálisis cerebral, una pierna, en cada punta, desnuda de cintura para abajo -con una sábana por encima -mi marido, aguantaba mis piernas abiertas, mientras las doctoras hacían su trabajo “ahí está, podéis emocionaros” fue algo extraño, mi esposo no estaba a mi lado, dándome la mano, observando la pantalla, sino de espaldas a la pantalla, aguantándome las piernas abiertas, para evitar que les diera una patada... De repente, escuchemos algo “¿lo escucháis? Es el latido de vuestro hij@ felicidades” Estoy ya, de 9 semanas, todo va bien, a mi me recetaron inyecciones, una cada noche, alrededor del ombrigo, todo el embarazo, aun seguir un poco tras el parto, para impedir la trombosis.

Aun ahora, no puedo dejar de ver la foto de mi peque, al fin, emocionada, con la certeza “hay vida dentro de mi”
Escrito: 04 de marzo del 2019
También te puede interesar.... Carta de un árbol a los seres humanos
Sígueme en: Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario