Entradas populares

lunes, 13 de abril de 2020

Diario personal: 33 semanas de gestación




Poco a poco va avanzando, ya son 33 semanas de embarazo, las que llevo, cuatro semanas mas de mi último diario. Anteriormente, redactaba mi dolor insoportable de cervicales, ese dolor, que bajaba por la columna vertebral, llegaba asta los riñones, provocando un dolor insoportable, recuerdo bien, cuando inicio el 24 de junio, justo con una oleada de calor, por ello no le di mucha importancia los sofocos que me llegaban, los mareos incontrolados.

Las dificultades han aumentado, de las 4 semanas anteriores, ya apenas puedo caminar, cada pequeño paso es una dificultad, cada vez más agotadora, el respirar me cuesta, e incluso dormir, ya tengo que ponerme doble almohada para no asfixiarme, la acidez de estómago sigue siendo protagonista.




Estoy de siete meses y medio, y una nueva dificultad se ha introducido en este embarazo, es que tengo diabétis gestional. Si no recuerdo mal, ya comenté que me tuvieron que hacer la prueba de la curva dos veces, para después confirmar, que sí tengo diabetes. Desde ese momento, ya me dieron una dieta, e ir controlando el azúcar en mi casa, con un total de cuatro pinchazos más, aparte, del pinchazo para la circulación, algo me dice que llegará, un nuevo pinchazo, la insulina, para controlar el azúcar, ya que por mas que cumplo a rajatabla la dieta, se me dispara, de la misma forma, baja brutalmente, esas subidas y bajadas hace que mi cuerpo esté agotado, sin contar el estado avanzado del embarazo, y mi discapacidad.



Ya estoy de siete meses y medio, realmente, Vicky es un torbellino dentro de mí, tan así, que en las últimas ecografías, no se deja ver, a causa de sus posturas tan extrañas, soy testigo, como mi vientre, se mueve de un lado a otro, o cuando la niña tiene hipo, mi barriga, hace pequeños tumbos, es bonito notarlo la verdad. Ahora pesa 1 kg 800 gramos, yo solo espero que la azúcar no le pase a ella, y cuando nazca, todo vuelva a la normalidad y ella no nazca con diabetes.



Por lo demás, sin mucha novedad, el calor de este verano no ayuda nada, aun menos con estos cambios drásticos de azúcar, de 220, a 70 en una hora, es demasiado. Pero como digo cada semana me revisa la enfermera, estoy convencida que, en dos días, ya me pondrá insulina, para controlarla.
Por ahora me despido, pronto volveréis a tener noticias mías, ya que el embarazo esta en la recta final, menos de dos meses. ¡Asta pronto!

Escrito: 12 de agosto del 2019
También te puede interesar.... 29 semanas de embarazo, sentimientos y emociones

Sígueme en: Mis redes sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario