Entradas populares

miércoles, 15 de abril de 2020

Carta de despedida a mi padre tras su muerte por coronavirus




Aun no me lo puedo creer. Estoy derramada en lágrimas, parezco un grifo sin control, no puedo detenlo, no puedo detener esas lágrimas, que descienden por mis ojos, más de una semana ha pasado y aun sigo llorando…

Es que no es justo, no merecías un final así, siempre has sido tan fuerte, rara vez te resfriabas, ¿y fiebre? Una vez cada diez años. Siempre has sido muy trabajador, más de diez horas, diarias, si tenías suerte, una tarde de descanso, que ni siquiera era para ti, la dedicabas a tus hijos, pocas veces protestabas, tu sonrisa nunca se borraba.



A mama le atacó ese cáncer, por desgracia, este venció, llevándosela al mas allá, a ti, con tres niños la mayor con 14 años, ni por esas te vi derrumbado, ni por esas se te borró esa sonrisa, que siempre protagonizaba tu cara.

Ahora que faltaba menos de seis meses para tu setenta cumpleaños, ya tenías todo planeado, “pasar mas tiempo con tus hijos y tus nietos, disfrutar de ellos” ese era tu plan… asta que se cruzó en tu camino este virus… ¿Quién iba a imaginar que, a ti, te iba a llegar? Nadie imagina que algo así, puede llegar a uno, asta que llega. En la residencia, te examinaron, al ver fiebre tan alta, te hicieron las pruebas, sin preparación ninguna afirmaron, que tenías el coronavirus, que te ponían en cuarentena, en una habitación, solo, aislado, ya nos prohibieron ir a visitarte, “que todo estaba bajo control decían” en menos que nos diéramos cuenta, nos telefonearon, “que ya habías fallecido, que no habían podido hacer nada por evitarlo, que esa enfermedad, era mortal, para la mayoría de ancianos”



Yo entiendo eso de verdad, pero me duele, me destroza el alma, que te fueras así, solo, asustado, entre fiebres tan altas, con la falta de aire, en tus pulmones. Ni siquiera no pudimos verte una última vez, ya no más, ni un último beso, ni un último abrazo, ni un último adiós, ni un velatorio, ni un entierro, solo un crematorio, cuando nos dimos cuenta, ya nos traían tus cenizas,  no es justo, no merecías un final así, eso me está desgarrando el alma, desde entonces, no puedo dejar de llorar. 

Te amo papá. Descansa y sé feliz en el mas allá. Te lo mereces, aquí tus hijos y nietos, te vamos a recordar siempre, y no sufras por nosotros, venceremos al coronavirus.

Escrito: 15 de abril del 2020.

También te puede interesar:
Sígueme en.... Mis redes sociales 

No hay comentarios:

Publicar un comentario